Teléfonocómo llegar
blog

La rotura del puente térmico

La rotura del puente térmico

En nuestra carpintería de aluminio en Madrid Centro recurrimos a lo que se conoce como rotura del puente térmico para conseguir el aislamiento necesario en este tipo de perfiles de por sí más conductores del frío y del calor que los de PVC.


Tenemos que empezar por saber que la rotura de puente térmico (RPT) es uno de los principales procedimientos que se emplean para fabricar los cerramientos y ventanas de Aluduvan. Se trata de conseguir un resultado óptimo en lo relativo al aislamiento térmico. Recuerda, como decíamos al principio del post, que el aluminio es de por sí un material que conduce tanto el frío como el calor. Hablando ya de forma concreta, el puente térmico es la zona en la que se transmite el calor más fácilmente. Si no acometiésemos la rotura del puente térmico se colaría el calor o el frío y estaríamos desperdiciando energía. 


Por eso, en nuestra carpintería de aluminio en Madrid Centro lo que haremos con este proceso es evitar que la cara interior y exterior de la ventana entren en contacto, lo que provocaría un efecto de condensación. Se recurre a unas varillas de poliamida reforzadas con fibra de vidrio, es decir, un producto termoplástico. Es la forma de solventar la pérdida térmica característica del aluminio y, en consecuencia, ahorrar calefacción en invierno y aire acondicionado en verano. En resumen, la rotura del puente térmico es algo fundamental desde el punto de vista de nuestra economía doméstica y como medida de conciencia medioambiental. Por eso, tanto el Protocolo de Kioto como el Código Técnico de la Edificación obligan a acometer la rotura del puente térmico para no malgastar energía.